PORVENIR



Te llaman porvenir

porque no vienes nunca.

Te llaman: porvenir,

y esperan que tú llegues

como un animal manso

a comer en su mano.

Pero tú permaneces

más allá de las horas,

agazapado no se sabe dónde.

... ¡Mañana!
  • Y mañana será otro día tranquilo
un día como hoy, jueves o martes,

cualquier cosa y no eso

que esperamos aún, todavía, siempre.
Sin esperanza, con convencimiento (1961)
Recitado por Antonio Solano